Para que sirve una citologia

Para que sirve la citologia

 

En esta ocasión, desde Clínica Gran Alacant, nos complace tratar el tema de para qué sirve la citología ginecológica y otros aspectos relacionados con esta práctica común.

Es natural que muchas de nuestras pacientes de Gran Alacant ya estén familiarizadas con la citología, dado que es una prueba médica bastante rutinaria. Para aquellas que aún no lo hayan hecho, a continuación, explicaremos qué es una citología, qué enfermedades detecta, cómo se hace una citología, la importancia de someterse a esta prueba y la frecuencia recomendada según la edad y otros factores relevantes.

 

Qué es la citología

La citología es una prueba ginecológica sencilla que facilita la detección de infecciones, lesiones e incluso patologías pre-cancerosas y cancerosas en el sistema reproductor femenino. La palabra «cito-» deriva del griego «célula», y la prueba consiste en analizar las células de la vagina y/o del cuello uterino mediante un microscopio. También conocida como la Prueba del Papanicolau, lleva el apellido del profesional que la inventó.

 

¿Es dolorosa la citología ginecológica?

Podemos describir la citología como una experiencia más molesta que dolorosa. Se puede experimentar un pequeño pellizco, pero es de corta duración, similar a una pequeña punzada. En casos raros, podría ocurrir un ligero sangrado después de la prueba, lo cual es normal y no debería generar preocupación.

 

Cómo se hace una citologia

El procedimiento es simple y rápido, generalmente no lleva más de cinco minutos. Con la paciente acostada boca arriba, el especialista utiliza un espéculo para abrir las paredes vaginales y acceder al cuello uterino. Luego, con un «cepillito», se realiza un raspado para obtener la muestra. Si es una citología cervical, se toma tejido del cuello uterino, y si es vaginal, se toman muestras de las paredes vaginales. La muestra se coloca en un tubo para su análisis posterior en el laboratorio.

 

Para qué sirve la citología

La citología tiene como objetivo principal detectar células cancerígenas, especialmente en el caso del cáncer de cuello uterino, que tiende a ser silencioso y se detecta a menudo en etapas avanzadas. La citología también es eficaz para identificar el Virus del Papiloma Humano (VPH), responsable de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Además, ayuda en el diagnóstico de infecciones vaginales causadas por bacterias, hongos o enfermedades de transmisión sexual.

 

Cada cuánto tiempo se hace un citología

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda la primera citología a los 25 años, aunque algunos especialistas sugieren considerarla después de las primeras relaciones sexuales o a partir de los 20 años. En mujeres sexualmente activas, se aconseja realizar una revisión ginecológica con citología anualmente. La frecuencia puede variar según la edad y el historial médico de cada persona. Generalmente, es recomendable hacer una prueba citológica cada 3 años, con edades entre 24 y 30, y cada 5 años apartir de los 30.

 

Qué enfermedades se detecta en una citologia

La citología se presenta como una prueba esencial para salvaguardar la salud de las mujeres, al posibilitar la identificación temprana de células anómalas en el cuello uterino. En caso de un resultado positivo, se permite iniciar tratamientos más apropiados de manera anticipada.

En concreto, veamos que enfermedades se detecta en una citologia:

  1. Cáncer de cuello uterino: La prueba es crucial para la detección temprana de células cancerígenas en el cuello uterino, permitiendo intervenciones rápidas y efectivas.
  2. Lesiones premalignas: Además de identificar el cáncer, la citología es eficaz para detectar lesiones precancerosas, proporcionando la oportunidad de intervenir antes de que evolucionen.
  3. Alteraciones originadas por el papiloma humano (VPH): La citología es fundamental para la identificación de alteraciones causadas por el VPH, contribuyendo a prevenir y tratar posibles complicaciones.
  4. Infecciones vaginales: La prueba abarca la detección de infecciones vaginales provocadas por hongos, bacterias y parásitos, brindando información clave para el diagnóstico y tratamiento adecuados.
  5. Trastornos de las células vaginales debido a la menopausia: La citología no solo se centra en la detección de condiciones específicas, sino que también aborda trastornos relacionados con las células vaginales que pueden surgir durante la menopausia, permitiendo una atención integral a la salud femenina en distintas etapas de la vida.

 

Preparación para la citología y resultados

La citología, al ser una prueba sencilla, no requiere una preparación especial. Sin embargo, es importante tener en cuenta indicaciones antes de una citologia:

  • Cuánto tiempo sin relaciones: Evita mantener relaciones sexuales 48 horas antes de la citología.
  • Citología con la regla: Se recomienda no realizar la citología durante la menstruación; es aconsejable programarla al menos 3 o 4 días después de que el sangrado haya concluido.
  • No se aconseja realizar la citología si ha recibido recientemente tratamientos con óvulos, cremas vaginales o espermicidas.

 

Es normal sangrar despues de una citologia

Durante el procedimiento de citología, que implica la introducción de una espátula para realizar un barrido en la circunferencia del cuello uterino y un cepillo en el orificio del mismo, es posible que se produzca sangrado de manera espontánea, especialmente si hay inflamación en el tejido. Este sangrado, aunque puede surgir como una respuesta natural a la manipulación de los instrumentos, no conlleva ninguna connotación especial y no debe generar preocupación.

 

Es importante entender que es normal sangrar despues de una citologia. El posterior sangrado ocasional es un fenómeno común y generalmente se considera normal. La inflamación del tejido cervical puede aumentar la susceptibilidad al sangrado durante la toma de la muestra. Sin embargo, este evento no debería generar inquietudes excesivas.

 

Cuanto dura el sangrado despues de una citologia

Se recomienda seguir el protocolo habitual, obteniendo los resultados de la citología y programando una visita de seguimiento con su profesional de la salud para discutir cualquier hallazgo y recibir orientación adicional. La mayoría de las veces, el sangrado asociado con la citología es leve, un mero goteo que se resuelve por sí solo en un día. Sin embargo, es fundamental mantener una comunicación abierta con tu ginecólogo/a para tratar cualquier pregunta o inquietud que pueda surgir.

 

Resultados citología

Cuando la citología ginecológica arroja un resultado negativo, indica que las células se encuentran en un estado saludable y los resultados son considerados normales. Por otro lado, un resultado «inadecuado» sugiere que la muestra no se pudo observar correctamente, siendo recomendable repetir la prueba para obtener resultados más precisos.

En caso de anormalidades, los resultados específicos son los siguientes:

  1. ASCUS (Atípica de Significado Indeterminado): Este resultado señala que las células podrían presentar anomalías, aunque esto puede estar relacionado con infecciones o incluso con el embarazo. Aunque no debe generar alarma, este resultado puede requerir un seguimiento más cercano y una vigilancia continua.
  2. SIL de Bajo Grado (Lesión Intraepitelial de Bajo Grado): Cuando se encuentran células anormales debido al Virus del Papiloma Humano (VPH), este resultado no debe generar preocupación inmediata. Sin embargo, similar al ASCUS, se requiere vigilancia continua para detectar posibles cambios y la evolución hacia células malignas.
  3. SIL de Alto Grado (Lesión Epitelial de Alto Grado): Este resultado indica la presencia de células con notables anomalías y una alta probabilidad de evolucionar hacia un estado canceroso. En general, este resultado demanda un estudio exhaustivo y la implementación de un tratamiento específico para la paciente.
  4. Carcinoma: Cuando se detectan células cancerosas, este resultado es el más grave y puede indicar la presencia de cáncer. Es esencial que, en caso de este diagnóstico, se realicen evaluaciones y pruebas adicionales para determinar la extensión del cáncer y planificar un tratamiento adecuado.

 

Cuanto tardan los resultados de una citologia

De media, los resultados de una prueba de citología suelen tardar entre dos y cuatro semanas. En un punto aparte, obviamente relacionado, tratamos los motivos por los que sale una citologia alterada.

 

Para cualquier otra duda, estamos en Gran Alacant, para atenderte. Nos puedes llamar al 966 695 374, o escribirnos también desde nuestra sección de Ginecología.

¡Chat!
Hi, Clinica Gran Alacant!